Importancia del vídeo doméstico en una excavación arqueológica


Por suerte, los tiempos en los que editar un vídeo era una hazaña ya pasaron. Los vídeos arqueológicos además de caros solían ser plúmbeos, oficialistas y de larga duración. Ahora Cualquiera puede ya grabar vídeos desde el móvil o desde una cámara barata que encima graba en HD…  ¡¡HD!! Un sueño sobre la tierra hace tan sólo 7 u 8 años para muchos profesionales del vídeo.

Ya sabéis que en Balawat tenemos cierta vocación didáctica. Como esta disciplina no está regulada por nadie y no se sabe muy bien hacia dónde va, (Aunque ya se ha empezado a estudiar en la Universidad) creo que estas consideraciones pueden ser un buen recurso para los estudiantes de Arqueología y diseño multimedia interesados en la difusión del Patrimonio. También para los arqueólogos de la vieja escuela. Para quien le interese voy narrando en este blog nuestra experiencia en la Comunicación de la Arqueología durante estos últimos 15 años.pantallazo premiere

Los primeros vídeos de Arqueología que produjo Balawat los hicimos con productoras profesionales externas. La palabra profesional no tiene por qué ser una virtud, solamente designa a una empresa que tenía los medios técnicos y que hacía vídeos de cualquier cosa en general. De modo que tú ibas con tu guión, tu material gráfico arqueológico, animaciones 3d, planos, etc, y ellos llevaban la cámara un día o dos al yacimiento y grababan lo que tú y los arqueólogos del sitio le decían. Después, en su estudio, 8 ó 10 sesiones de montaje dirigidas por ti, que eras el que conocía el yacimiento. Ellos ponían las transiciones y los efectos. Y a pagar un precio estratosférico por esto.

No podía ser así y se acabó. Quien realiza un vídeo de Arqueología debe conocer muy bien la materia de ese vídeo. En cuanto pudimos, nos hicimos con lo necesario para grabar y montar nuestros vídeos. Además del ahorro, esto permite editarlos de primera mano. Imaginaos a un arqueólogo que contrata a un escritor profesional (un negro) para que le escriba una memoria arqueológica (?). Por muy bueno que sea el escritor, nunca alcanzará el nivel del arqueólogo en su especialidad.

Otra ventaja fundamental de editar nosotros es que disponemos de los archivos, de modo que si al cabo de meses o años hay que hacer modificaciones porque surgen nuevas informaciones o cambia la interpretación de los restos, las hacemos y listo. Con la tercera empresa era difícil y caro decirles que vuelvan sobre aquel vídeo que montaron en su día, etc. 

La distancia entre el profesionalismo y el mundo amateur se ha acortado muchísimo por el abaratamiento de las herramientas y por la facilidad de uso de los programas de edición. Es más, yo creo que cada cual tiene su campo de desarrollo y el aficionado debe utilizar un lenguaje directo y distinto al “profesional”  y sin pretender parecerlo, en cuyo caso lo normal es quedarse a medio camino: ni chicha ni limoná. Fijaos en la cantidad de vídeos amateurs muy buenos que la gente hace sobre mil cosas en Youtube.

Resulta que los vídeos grabados por los propios arqueólogos son únicos e irrepetibles, porque muestran aspectos de la excavación que cambian día a día y cuyos protagonistas son los propios arqueólogos y sus comentarios hechos con la excavación abierta. Del mismo modo que se toman cientos de fotografías de los diversos estados de la excavación que sirven como documentación de la misma, debería establecerse la costumbre de tomar vídeos regularmente que sirvan también como documentación de los procedimientos utilizados y de la forma de trabajar de las personas que intervienen.frame atrio

Pero aunque parezca de sentido común, no siempre se hace así,  y muchas veces se finalizan excavaciones importantes sin una buena colección de vídeos que las documenten.  En este post os pondremos algunos ejemplos del tipo de vídeo doméstico que hay que hacer en Arqueología y cómo tratarlo.

pantallazo webdiana

Para la web de la Casa de la Diana arcaizante en Pompeya www.dianaarcaizante.com queríamos disponer de vídeos de la excavación con explicaciones de lo que sucedía. El director de la excavación, el prof. José María Luzón, que era ajeno al tema de las videocámaras, se compró una pequeña e hizo con ella algunas grabaciones de la campaña muy interesantes. Nosotros, por nuestra parte, hicimos otras grabaciones durante los días que estuvimos allí cada año. El resultado tiende a ser muy bueno; puede que técnicamente las grabaciones no sean perfectas, pero ¿Qué importa cuando lo que obtienes es un documento? ¿qué importancia tiene que la grabación del atentado contra el archiduque de Austria en Sarajevo  no tenga mucha calidad si está recogiendo en imágenes el comienzo de un hecho histórico como la I Guerra Mundial?.

De lo que se trata es de ofrecer al público la forma en que los científicos piensan un yacimiento. En el siguiente vídeo se recoge, al hilo de un grafito hallado en la excavación, una interesantísima conversación entre arqueólogos que, de no haber estado por allí la cámara, se hubiera perdido para siempre.

A veces topamos con personas a las que, como se decía en el cine, “la cámara las quiere”. Es el caso, en mi opinión, de la filóloga y doctora en Arqueología Elena Castillo con quien compartimos andanzas en Pompeya . Cada vez que acercamos la cámara ante su presencia, ocurre algo interesante. Por supuesto es profesora universitaria, sabe lo que hay que decir y cómo decirlo, pero también tiene el don de la Comunicación. Espero que Elena no lea este blog, si no, la próxima vez que me la encuentre se me saldrán los colores… En este caso le pedimos que nos contara algo sobre el dibujo arqueológico de piezas (la dibujante es ella) y aquí la tenemos.

Y otro más de Elena, esta vez explicando el sentido de las pinturas eróticas de las termas suburbanas de Pompeya, en una excursión del equipo de excavación después de la jornada.

Llegado este punto debemos hablar ya de alfabetización audiovisual. ¿Debe cualquier persona ser capaz de grabar y editar vídeo, o es un asunto sólo de profesionales? Todos estamos de acuerdo en que hay que saber leer, escribir y las operaciones matemáticas básicas. También se impone la necesidad de aprender idiomas. Tratamos de dominar los lenguajes que nos resultan imprescindibles para movernos por el mundo. La imagen en movimiento está por todos lados y todos somos capaces de grabar con nuestros móviles o videocámaras. Esas imágenes que creamos hay que compartirlas, y para ello hay que aprender edición de vídeo del mismo modo que antes aprendíamos sintaxis. Los arqueólogos ya lo saben, puesto que un arqueólogo debe manejar muchas disciplinas distintas para desenvolverse en su trabajo.

Sin embargo, esta materia, la del vídeo de arqueólogo, debe ser valorada por la Arqueología como ciencia y por las Universidades que imparten la enseñanza del tema. Cada arqueólogo debe producir sus propios vídeos como apoyo de la Memoria que se hace en cada excavación. No hay que esperar a que vengan otros a hacer lo que tú debes hacer, no vale lo que hacían los Reyes visigodos analfabetos: “Que escriba mi escriba” . Así les fue.

Mientras se excavó la basílica del foro de Segóbriga, los arqueólogos del sitio grabaron estas imágenes  en las que se ven los togados tirados por el suelo. Las imágenes nos sirvieron para incluirlas en el vídeo Oficial que se enseña al público para ilustrar la decandencia del Imperio. Eran perfectas para eso. Los vídeos grabados por los arqueólogos sirven, además de para documentar una excavación, para ser utilizados por los diseñadores gráficos a la hora de musealizar. Recordad que imágenes de postal de un sitio arqueológico las puede hacer cualquiera, pero las de la excavación, que es el momento más emocionante en la vida de un yacimiento, sólo las puede hacer quien está allí en ese momento.

Cuando hicimos la reconstrucción virtual de la villa La Olmeda en Palencia, nos encargamos también de hacer un vídeo de la obra civil en la villa. Trataba de las medidas de protección de los mosaicos mientras se desmontaba la vieja cubierta que protegía los restos y se construía una nueva.

Proporcionamos una cámara mini DV y un trípode al conservador de los mosaicos de la villa, Domiciano Ríos, que iba a estar en las obras día tras día mientras duraran. Domiciano es uno de los máximos expertos en conservación de mosaicos romanos en nuestro país, pero en aquel momento aún no había manejado nunca una cámara de vídeo, como mucha otra gente. Le enseñamos el funcionamiento del aparato y  nos empezó a enviar las  cintas mini DV que iba grabando en las que rápidamente demostró una exquisita elegancia en la toma de las secuencias. Domiciano grababa cuando consideraba que se hacía alguna cosa de importancia que sirviera para documentar la obra. Domi es el que corta poliespán con la sierra mecánica, el resto del teimpo está detrás de la cámara. Entró a trabajar en la villa casi de adolescente y se jubilaría poco después de finalizar las obras, así que conoce la villa de La Olmeda en todos sus detalles.  Nos envió las cintas durante los tres años que duró la construcción y nosotros hacíamos las capturas (eran todavía los tiempos del fire-wire) e íbamos haciendo el montaje en Premiere. De las 30 cintas sacamos un vídeo de media hora y un resumen de 5 minutos que es el que sigue. No me canso de verlo. Amigo lector, si en estos tiempos apresurados sufres de estrés, date un masaje en las meninges con este corto que condensa en 5 minutos una obra de tres años: el pasiaje del norte de Castilla, la sobriedad de los trabajadores de allí, los milenios que han pasado por los mosaicos… y todo en medio del fragor de una construcción moderna…Puro Relax en los campos de Palencia.

7 thoughts on “Importancia del vídeo doméstico en una excavación arqueológica

  1. Genial la entrada, como siempre. La guardo para verme después los videos que no he podido.

    Por cierto, respecto a los videos, a mis amigos arqueólogos ya les estoy avisando de que cuando hagan los videos para cubrir la excavación, no solo tomen el video a la manera tradicional. Les digo que como el 3D fotogramétrico se va a imponer, tomen videos largos en una única secuencia y dándose un paseito por la parte de la excavación que quieran preservar en ese momento determinado. Bien sacando en torno a un objeto haciendo un círculo de 360º, o andando a la vez que sacan las paredes (la cámara fija ahí no ayuda). Como ha pasado con el video en alta definición, en el futuro con un “click” tendrás sacado el 3D del yacimiento. Ahora mismo será una curiosidad, sin embargo a largo plazo se podrá sacar mucha más información de lo que parece.

  2. Buena idea, ni se me había ocurrido. La voy a llevar yo también a la práctica y a estudiar el tema. No estamos todavía en los 3D fotogramétricos y ya hay que pensar en el 3D videogramétrico!!! (La palabra videográmétrico me la pido, por si no estuviera inventada)

    • El único problema de los vídeos fotogramétricos para obtener modelos 3D es que la cámara se mueve mucho y, por lo tanto, aparece con un blur o distorsión de las imágenes que no viene nada bien al software de turno para realizar los modelos. Es decir, prueba a grabar un vídeo en HD moviéndote en torno a un objeto y a seleccionar uno de los fotogramas. O te mueves muy lento y en un entorno de luz perfecta, etc., o es altamente probable que ese fotograma salga borroso. ¿Qué pasa si se realiza un modelo fotogramétrico con imágenes borrosas? Pues que la definición de los puntos es mucho menor y por lo tanto la calidad del objeto también.

      Eso sí, esto ocurre actualmente pero estoy seguro de que se mejorará dentro de unos años. ¡Habrá que estar atentos!

      Por cierto, magnífica entrada, no me canso de decirlo ni de recomendar el blog.

      • Pues también tienes razón; las fotos salen muy nítidas y con altas resoluciones, mayores que los 1920×1080 del vídeo HD.
        Gracias por los ánimos con el blog.

  3. Enhorabuena de nuevo, gran entrada, la comparto en el portal de Virtualización del Patrimonio. Resulta realmente interesante lo que comentas al inicio de la entrada sobre el postproceso en vídeo. Es una discusión que hemos tenido en varias ocasiones a la hora de abordar un proceso de virtualización: recurres a una empresa profesional para el montaje del vídeo o te ocupas directamente de esto. Por eso en el curso hemos decidido incluir una asignatura sobre Edición de Vídeo y Audio, al menos para que los alumnos terminen el curso sabiendo en que consiste exactamente esa labor y sepan valorar hasta que punto merece la pena pagar esos precios estratosféricos de los que hablas.
    Enhorabuena de nuevo.

  4. Yo creo que los productos finales de comunicación de un yacimiento debemos controlarlos los que trabajamos en él directamente con los arqueólogos. Terceras empresas, e incluso terceros actores opinando(como los políticos de turno), abaratan la calidad final del trabajo.

  5. Pingback: ¿Infografías del siglo XVIII? | balawat.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s