Importancia del vídeo doméstico en una excavación arqueológica

Image


Por suerte, los tiempos en los que editar un vídeo era una hazaña ya pasaron. Los vídeos arqueológicos además de caros solían ser plúmbeos, oficialistas y de larga duración. Ahora Cualquiera puede ya grabar vídeos desde el móvil o desde una cámara barata que encima graba en HD…  ¡¡HD!! Un sueño sobre la tierra hace tan sólo 7 u 8 años para muchos profesionales del vídeo.

Ya sabéis que en Balawat tenemos cierta vocación didáctica. Como esta disciplina no está regulada por nadie y no se sabe muy bien hacia dónde va, (Aunque ya se ha empezado a estudiar en la Universidad) creo que estas consideraciones pueden ser un buen recurso para los estudiantes de Arqueología y diseño multimedia interesados en la difusión del Patrimonio. También para los arqueólogos de la vieja escuela. Para quien le interese voy narrando en este blog nuestra experiencia en la Comunicación de la Arqueología durante estos últimos 15 años.pantallazo premiere

Los primeros vídeos de Arqueología que produjo Balawat los hicimos con productoras profesionales externas. La palabra profesional no tiene por qué ser una virtud, solamente designa a una empresa que tenía los medios técnicos y que hacía vídeos de cualquier cosa en general. De modo que tú ibas con tu guión, tu material gráfico arqueológico, animaciones 3d, planos, etc, y ellos llevaban la cámara un día o dos al yacimiento y grababan lo que tú y los arqueólogos del sitio le decían. Después, en su estudio, 8 ó 10 sesiones de montaje dirigidas por ti, que eras el que conocía el yacimiento. Ellos ponían las transiciones y los efectos. Y a pagar un precio estratosférico por esto.

No podía ser así y se acabó. Quien realiza un vídeo de Arqueología debe conocer muy bien la materia de ese vídeo. En cuanto pudimos, nos hicimos con lo necesario para grabar y montar nuestros vídeos. Además del ahorro, esto permite editarlos de primera mano. Imaginaos a un arqueólogo que contrata a un escritor profesional (un negro) para que le escriba una memoria arqueológica (?). Por muy bueno que sea el escritor, nunca alcanzará el nivel del arqueólogo en su especialidad.

Otra ventaja fundamental de editar nosotros es que disponemos de los archivos, de modo que si al cabo de meses o años hay que hacer modificaciones porque surgen nuevas informaciones o cambia la interpretación de los restos, las hacemos y listo. Con la tercera empresa era difícil y caro decirles que vuelvan sobre aquel vídeo que montaron en su día, etc. 

La distancia entre el profesionalismo y el mundo amateur se ha acortado muchísimo por el abaratamiento de las herramientas y por la facilidad de uso de los programas de edición. Es más, yo creo que cada cual tiene su campo de desarrollo y el aficionado debe utilizar un lenguaje directo y distinto al “profesional”  y sin pretender parecerlo, en cuyo caso lo normal es quedarse a medio camino: ni chicha ni limoná. Fijaos en la cantidad de vídeos amateurs muy buenos que la gente hace sobre mil cosas en Youtube.

Resulta que los vídeos grabados por los propios arqueólogos son únicos e irrepetibles, porque muestran aspectos de la excavación que cambian día a día y cuyos protagonistas son los propios arqueólogos y sus comentarios hechos con la excavación abierta. Del mismo modo que se toman cientos de fotografías de los diversos estados de la excavación que sirven como documentación de la misma, debería establecerse la costumbre de tomar vídeos regularmente que sirvan también como documentación de los procedimientos utilizados y de la forma de trabajar de las personas que intervienen.frame atrio

Pero aunque parezca de sentido común, no siempre se hace así,  y muchas veces se finalizan excavaciones importantes sin una buena colección de vídeos que las documenten.  En este post os pondremos algunos ejemplos del tipo de vídeo doméstico que hay que hacer en Arqueología y cómo tratarlo.

pantallazo webdiana

Para la web de la Casa de la Diana arcaizante en Pompeya www.dianaarcaizante.com queríamos disponer de vídeos de la excavación con explicaciones de lo que sucedía. El director de la excavación, el prof. José María Luzón, que era ajeno al tema de las videocámaras, se compró una pequeña e hizo con ella algunas grabaciones de la campaña muy interesantes. Nosotros, por nuestra parte, hicimos otras grabaciones durante los días que estuvimos allí cada año. El resultado tiende a ser muy bueno; puede que técnicamente las grabaciones no sean perfectas, pero ¿Qué importa cuando lo que obtienes es un documento? ¿qué importancia tiene que la grabación del atentado contra el archiduque de Austria en Sarajevo  no tenga mucha calidad si está recogiendo en imágenes el comienzo de un hecho histórico como la I Guerra Mundial?.

De lo que se trata es de ofrecer al público la forma en que los científicos piensan un yacimiento. En el siguiente vídeo se recoge, al hilo de un grafito hallado en la excavación, una interesantísima conversación entre arqueólogos que, de no haber estado por allí la cámara, se hubiera perdido para siempre.

A veces topamos con personas a las que, como se decía en el cine, “la cámara las quiere”. Es el caso, en mi opinión, de la filóloga y doctora en Arqueología Elena Castillo con quien compartimos andanzas en Pompeya . Cada vez que acercamos la cámara ante su presencia, ocurre algo interesante. Por supuesto es profesora universitaria, sabe lo que hay que decir y cómo decirlo, pero también tiene el don de la Comunicación. Espero que Elena no lea este blog, si no, la próxima vez que me la encuentre se me saldrán los colores… En este caso le pedimos que nos contara algo sobre el dibujo arqueológico de piezas (la dibujante es ella) y aquí la tenemos.

Y otro más de Elena, esta vez explicando el sentido de las pinturas eróticas de las termas suburbanas de Pompeya, en una excursión del equipo de excavación después de la jornada.

Llegado este punto debemos hablar ya de alfabetización audiovisual. ¿Debe cualquier persona ser capaz de grabar y editar vídeo, o es un asunto sólo de profesionales? Todos estamos de acuerdo en que hay que saber leer, escribir y las operaciones matemáticas básicas. También se impone la necesidad de aprender idiomas. Tratamos de dominar los lenguajes que nos resultan imprescindibles para movernos por el mundo. La imagen en movimiento está por todos lados y todos somos capaces de grabar con nuestros móviles o videocámaras. Esas imágenes que creamos hay que compartirlas, y para ello hay que aprender edición de vídeo del mismo modo que antes aprendíamos sintaxis. Los arqueólogos ya lo saben, puesto que un arqueólogo debe manejar muchas disciplinas distintas para desenvolverse en su trabajo.

Sin embargo, esta materia, la del vídeo de arqueólogo, debe ser valorada por la Arqueología como ciencia y por las Universidades que imparten la enseñanza del tema. Cada arqueólogo debe producir sus propios vídeos como apoyo de la Memoria que se hace en cada excavación. No hay que esperar a que vengan otros a hacer lo que tú debes hacer, no vale lo que hacían los Reyes visigodos analfabetos: “Que escriba mi escriba” . Así les fue.

Mientras se excavó la basílica del foro de Segóbriga, los arqueólogos del sitio grabaron estas imágenes  en las que se ven los togados tirados por el suelo. Las imágenes nos sirvieron para incluirlas en el vídeo Oficial que se enseña al público para ilustrar la decandencia del Imperio. Eran perfectas para eso. Los vídeos grabados por los arqueólogos sirven, además de para documentar una excavación, para ser utilizados por los diseñadores gráficos a la hora de musealizar. Recordad que imágenes de postal de un sitio arqueológico las puede hacer cualquiera, pero las de la excavación, que es el momento más emocionante en la vida de un yacimiento, sólo las puede hacer quien está allí en ese momento.

Cuando hicimos la reconstrucción virtual de la villa La Olmeda en Palencia, nos encargamos también de hacer un vídeo de la obra civil en la villa. Trataba de las medidas de protección de los mosaicos mientras se desmontaba la vieja cubierta que protegía los restos y se construía una nueva.

Proporcionamos una cámara mini DV y un trípode al conservador de los mosaicos de la villa, Domiciano Ríos, que iba a estar en las obras día tras día mientras duraran. Domiciano es uno de los máximos expertos en conservación de mosaicos romanos en nuestro país, pero en aquel momento aún no había manejado nunca una cámara de vídeo, como mucha otra gente. Le enseñamos el funcionamiento del aparato y  nos empezó a enviar las  cintas mini DV que iba grabando en las que rápidamente demostró una exquisita elegancia en la toma de las secuencias. Domiciano grababa cuando consideraba que se hacía alguna cosa de importancia que sirviera para documentar la obra. Domi es el que corta poliespán con la sierra mecánica, el resto del teimpo está detrás de la cámara. Entró a trabajar en la villa casi de adolescente y se jubilaría poco después de finalizar las obras, así que conoce la villa de La Olmeda en todos sus detalles.  Nos envió las cintas durante los tres años que duró la construcción y nosotros hacíamos las capturas (eran todavía los tiempos del fire-wire) e íbamos haciendo el montaje en Premiere. De las 30 cintas sacamos un vídeo de media hora y un resumen de 5 minutos que es el que sigue. No me canso de verlo. Amigo lector, si en estos tiempos apresurados sufres de estrés, date un masaje en las meninges con este corto que condensa en 5 minutos una obra de tres años: el pasiaje del norte de Castilla, la sobriedad de los trabajadores de allí, los milenios que han pasado por los mosaicos… y todo en medio del fragor de una construcción moderna…Puro Relax en los campos de Palencia.

Reconstruir un teatro romano (2) … Cómo eran las Representaciones

Image


web 7vitruv frame

Una vez contados los aspectos técnicos de la reconstrucción virtual, intentamos dar sentido también a los restos que aparecieron en Córdoba, que consistían en las estructuras sustentantes del teatro realizadas en hormigón. Como vimos en el post anterior, Vitruvio diseñaba su teatro ideal construyéndolo sobre una superficie plana, como el teatro de Marcelo en Roma. En Hispania fue mucho más frecuente aprovechar las laderas de los cerros  para apoyar en ellas el graderío. En la siguiente animación se explica algo de todo esto. El sentido de la animación lo da un personaje que camina hasta uno de los cimientos de hormigón, para que el visitante entienda los restos que está viendo en el sótano del Museo de Córdoba.

Y por último, las representaciones teatrales. Desde que éramos pequeños, la imagen de una obra de teatro clásica nos la ha dado Nuria Espert. Durante mucho tiempo hemos creído que el teatro clásico consistía en eso. No hablaré del teatro griego, pero el público romano difícilmente hubiera soportado el nivel de “intensidad dramática” de la veterana actriz. Al público romano le gustaba la diversión, el escándalo, la fiesta y el espectáculo.

El graderío de un teatro romano lo componía gente muy heterogénea, desde los personajes políticos principales de la ciudad hasta siervos, soldados y transeúntes extranjeros. Por las gradas circulaban vendedores de comida y bebida y meretrices ofreciendo sus servicios. Podemos imaginar el ambiente.

Se dice que en los escenarios se realizaban ejecuciones de reos. Puede ser que alguna se hiciera, pero el lugar destinado para esto era el anfiteatro, donde las ejecuciones se realizaban por la mañana, muchas veces exponiendo a los condenados a ser devorados por las fieras. Dejemos, pues, los teatros como lugar de representaciones teatrales, que seguro ya eran lo suficientemente atroces como para contentar a un público que hoy día sería el mismo de Tómbola, o programas de TV similares.

dos actores jpg

Maccus (arriba) era uno de los personajes de las atelanas, que eran las comedias más populares con personajes estereotipados cuyas andanzas eran conocidas por el públcio . Maccus era como un clown glotón. Maccus y los otros personajes (Buccus, Pappus, Dossenus) tenían sus máscaras por los que eran fácilmente reconocidos.

Las representaciones eran muy musicales, dicen que parecidas a la actual Revista, ambientadas con percusión, órganos de agua y trompas, instrumentos lo suficientemente sonoros como para que se oyeran desde lo más alto del graderío. Olvidemos las arpas, flautas y otros instrumentos de cámara. Son conclusiones propias reflexionadas a la hora de poner sonido a los audiovisuales

Hay que pensar que la arquitectura del frente escénico era tan imponente que los actores parecerían personajillos minúsculos vistos desde la grada. Por eso las obras se acompañarían de toda la parafernalia posible para dar espectáculo: música, decorados y artilugios mecánicos. En la animación siguiente hicimos un gran personaje de madera articulado que corría por el escenario. Es inventado, pero por supuesto es algo que estaba de sobra al alcance de los mecánicos romanos. Sabemos que los teatros tenían tramoyas y artilugios mecánicos que se cambiaban periódicamente, pero  ignoramos exactamente cómo los utilizaban. La nuestra es una propuesta razonable en la que pretendíamos, además, solucionar el problema de lo minúsculos que resultaban los actores en los escenarios. Este mismo problema lo han visto compañías actuales por ejemplo en el festival de Mérida, donde se han utilizado muñecos de gran tamaño que pueden competir con la grandiosidad del frente escénico (Por ejemplo La Fura dels Baus). Otros lo solucionan con grandes proyecciones sobre el frente escénico.

El telón frontal salía de un hueco bajo el escenario que lo recorría a todo lo largo, y  lo hemos interpretado como un anuncio publicitario de baja altura, del tipo de los que hay en los campos de fútbol. La idea nos surgió viendo una reconstrucción que Joaquín Ruiz de Arbulo (gran experto en arquitectura romana) había hecho en el teatro de Zaragoza. Abajo está la reconstrucción que él hizo con algunas anotaciones mías para intentar que se entienda. Joaquín lo interpreta en Zaragoza como un telón bajo, pero más alto que una valla publicitaria.

Ya que no sabemos exactamente cómo funcionaba dejamos también un espacio a la imaginación del amable lector. Para nosotros lo importante es que lo que ponemos en el audiovisual sea razonable técnica e históricamente, esté refrendado por los Arqueólogos con los que trabajamos, y sea creíble para el público actual. ¿Cómo eran estos artilugios en realidad? Se han documentado más de trescientos edificios teatrales en el imperio romano, y habría soluciones de todo tipo a lo largo y ancho del Mediterráneo, lleno de pequeños, medianos y grandes teatros. De todos modos, abajo en la foto está el mecanismo (que se repetía a lo largo de todo el subsuelo del escenario). Seguro que entre los lectores hay más de uno que se pica y saca alguna nueva interpretación.Mecanismo Ruiz de Arbulo explicado

Se sabe cómo sonaba la música romana porque se conocen los instrumentos gracias a pinturas y esculturas. Lo que se ignora es cómo era la musicalidad. Nosotros estamos acostumbrados a la música tonal de doce sonidos do,re,mi,fa,sol,la,si más los semitonos, pero esto apareció en occidente en la Edad Media. Los romanos no dejaron escrita música así que hay que imaginar también. En la animación pusimos algo de percusión y una frase al final con un órgano de agua, compuesta por mí mismo con un programa de ordenador y un teclado. Lo que no supe hacer es salirme de la música tonal porque el teclado es de un piano electrónico y yo sé poco de esto. Pero el intento ahí queda.

Reconstruir un teatro romano cuando es imposible. (1)

Image


teatro ideal tr

No siempre se dispone de los datos arqueológicos suficientes para hacer una reconstrucción virtual más o menos fiable de un edificio. Junto al Museo Arqueológico de Córdoba se hallaron los fundamentos del teatro romano de esa ciudad, como se observa en la foto sacada desde la grúa mientras se excavaba.

restos aire libre

Como ejercicio, amables lectores, podéis intentar recomponer mentalmente lo que se ve en la foto superior. Podéis ayudaros con el dibujo de la parte inferior sacado de Internet y que puede dar buenas pistas. Lo que se conserva en el teatro de Córdoba es una parte de lo que aparece en la zona seccionada del graderío en ese dibujo. observad los corredores subterráneos o criptas que circulan a diferente altura a lo largo de todo el semicírculo del graderío.romanjpgch4

Dentro del propio edificio del Museo, del siglo XVI, permanecían estructuras de los accesos al teatro y alrededores, como se ve en la fotografía de abajo en la que aparecen parte del equipo de Jesús Moreno y Asociados (empresa que hizo la musealización), Balawat, y técnicos del Museo. Se trata de una de las reuniones iniciales después de haber ganado el concurso público para la musealización del Nuevo edificio. Éste se dedicará a exposiciones temporales, cuando el antiguo, que es magnífico, esté restaurado (se preveían unos 7 años de trabajos). El Museo pertenece al Ministerio de Cultura.

Haz clic en las imágenes para verlas más grandesescalinata foto

Los restos del teatro romano quedaron en el sótano del nuevo edificio. Se trataba de los cimientos de hormigón que sostenían la estructura del teatro. Entre ellos quedaba a la vista alguna de las criptas o corredores interiores por los que circulaban los espectadores para acceder a sus asientos. Una de las tareas iniciales de balawat a la hora de acometer un trabajo es el de la documentación fotográfica. Realizamos cientos de fotografías de los espacios arqueológicos para tenerlos desde muchos puntos de vista. Las fotos nos vienen muy bien cuando estamos trabajando en nuestro estudio a cientos de kilómetros de distancia. En general, en cada trabajo tenemos nuestro contacto directo en el yacimiento – los propios arqueólogos- que nos suministran sus fotos y el resto de la información técnica. Las fotos de los arqueólogos resultan trascendentales para la musealización, porque suelen hacerlas con el yacimiento abierto y con la mirada científica que ellos tienen. Pero finalmente cada cual hace las fotos pensando la utilidad que les va a dar, y es bueno hacerse cada cual las suyas con su propio punto de vista de las cosas. Como hay que hacer varios viajes al sitio, la toma de fotografías se va haciendo paulatinamente, en función de las necesidades. Cuando comenzamos nuestra labor los restos del teatro estaban siendo consolidados.teatro cordoba foto interior 1200px

En la imagen inferior, a la izquierda, se ve la escalera de un vomitorio hecha de sillares de piedra y otros elementos del arranque constructivo sobre el hormigón. Esta escalera estaba cubierta por una bóveda. Para hacerse cargo de las dimensiones, fijaos en el hombre que hay abajo a la derecha, en la zona oscura. Donde está este hombre también se aprecia la curvatura que delata que la construcción se trata de un teatro.cristalera y escalera

El teatro romano está en la parte más antigua de la ciudad, a unos 400 metros de la mezquita, y es visitable, porque mientras se restaura el antiguo Museo, se ha puesto una selección de las mejores piezas en el nuevo edificio que está sobre los restos del teatro.

Cordvba fue una de las tres capitales de provincia de Hispania, junto a Emerita Augusta y Tarraco. Por eso los edificios eran especialmente grandiosos. Pero Córdoba fue después la capital de Al-Ándalus con lo que la ciudad romana se desmontó para utilizar las piedras en proyectos nuevos (hay columnas romanas reutilizadas en la mezquita). No recuerdo las estimaciones de habitantes de la ciudad romana, pero la Córdoba califal tenía un millón de habitantes y hay arrabales árabes que aún están fuera de los límites de la actual ciudad, que no llega todavía a tanto.

El caso es que las ruinas de las ciudades romanas se conservan mejor cuando tras la caída del Imperio entraron en decadencia  demográfica y por tanto no hubo nuevas campañas constructivas que lo primero que hacían para conseguir materiales de construcción era echar mano de los restos que tenían a la vista. La propia ciudad de Roma conserva grandes monumentos gracias a la decadencia que sufrió durante toda la Edad Media.

Haz clic en las imágenes para verlas más grandesmezquita y teatro maps

Arriba, Google debió mandar su dron al día siguiente de una gran borrasca, visto el color de lodo que lleva el río. El Guadalquivir luce azul habitualmente en las fotos.

Abajo, la línea blanca marca la situación del teatro sobre el actual callejero. Los restos conservados están dentro de la ampliación marcada en rosa. La orchestra quedó fosilizada en la actual plaza, bajo las raíces de cuyos grandes árboles debe haber montones de elementos caídos del frente de la escena: columnas y capiteles, estatuas y sillares. El frente de la escena tendía a desplomarse con el paso del tiempo, en incendios o en algún terremoto (hay uno documentado a finales del Imperio en Córdoba), y los elementos de su estructura caían en la orchestra, que era la zona más baja del teatro. El día que se excave lo sabremos. Mientras tanto, sobre la zona del frente escénico hay un bar con terraza donde puedes desayunar un cafelito con una rica tostada si acudes por la mañana.  

Por cierto, que en vez de Pórtico Post scaenam debía haber escrito Poticvs Post Scaenam, todo en latín. Pero los de Balawat no somos epigrafistas y nos solemos entender entre nosotros en esa suerte de Latin Espanglish.foto aerea google maps zona teatro

Hay que hacer constar que el equipo de interpretación del Teatro no partía de cero, ni mucho menos. El teatro lo excavó el Arqueólogo Ángel Ventura que hizo una interpretación de los restos que está publicada en el volumen “El teatro Romano  de Córdoba” editado en 2002 por Ángel Ventura, Carlos Márquez, Antonio Monterroso y Miguel A. Carmona. Otros arqueólogos han mostrado diferencias de criterio sobre esa interpretación y sobre si los restos conservados permiten arriesgarse a tanto. Así que la consigna que se transmitió a balawat fue: Hay que explicar al público el teatro romano de Córdoba, pero sin hacer una reconstrucción virtual del mismo. Era un reto, habitualmente trabajamos en yacimientos con unidad de criterio científico y en esos casos somos ilustradores de conclusiones consensuadas.

El equipo de Ángel Ventura había realizado esta buena maqueta del teatro según lo habían interpretado en la que el edificio se asemejaba al de Marcelo en Roma. Los teatros romanos se parecen mucho entre sí: hay un modelo a seguir, que es el de Vitruvio, y en función de las posibilidades geográficas y económicas de cada ciudad, los arquitectos debían ajustarse a ese modelo. La escalinata que hay en la plaza de acceso al teatro se correspondería con la que se conserva en el patio del Antiguo Museo, como hemos visto.

teatro cordoba 001

Con respecto a las maquetas, debo comentar que cuando empezamos con las reconstrucciones virtuales pensábamos que éstas iban a sustituir para siempre a las maquetas físicas. El tiempo nos dice que esto no es así. Las reconstrucciones virtuales tienen muchísima mejor comunicación con las aplicaciones multimedia y con las pantallas, pero las maquetas reales no dejan de ser un juguete de niños, y eso siempre triunfará en el espacio de un museo. La sección de más éxito en el Museo del ejército en el Alcázar de Toledo es la de los soldaditos de plomo. Siempre llevaremos con nosotros al niño que fuimos, recordémoslo.

Así que decidimos que lo mejor era explicar al público cómo era el teatro ideal según lo dejó escrito Vitruvio, el maestro de los arquitectos romanos, en su obra X libros de Arquitectura. Después, en audiovisuales localizados, podríamos contar algunos aspectos concretos de los restos conservados en Córdoba.

Para nosotros se convirtió en la gran oportunidad de ilustrar directamente a Vitruvio. Conocemos y admiramos las xilografías de Césare Cesariano en el siglo XVI. En tiempos modernos se han hecho dibujos e imágenes ilustrándolo, pero no conocíamos ningún vídeo que lo contara. Así que hemos sido los pioneros en esto. Lo contamos primero en el teatro de Cartagena y luego aquí. Amigo joven diseñador: la Arqueología es un campo casi virgen en el que trabajar. Está todo por hacer si no te empeñas  en meterte en los cuatro lugares comunes explotados y trillados por las películas de romanos y las productoras de documentales.

Cesare Cesariano. El teatro de Vitruvio.vitruvio2

restos teatro virtualEl equipo técnico del Museo nos facilitó la documentación gráfica de que disponía: La de arriba es un modelo 3D de los restos conservados. Está realizada insertando punto por punto las cotas topográficas en el programa Sketchup. Los restos están coloreados en función de las características de los materiales. Lo Realizó el Laboratorio de Documentación Geométrica del Patrimonio por encargo del Ministerio de Cultura. No pudimos importar en buenas condiciones los datos de la malla de Sketchup a 3D Studio Max, programa con el que trabajamos y que ofrece mejores posiblilidades de edición multimedia. Si tienes interés en ver el modelo en 3D de Sketchup puedes descargártelo de http://www.ehu.es/docarq/LDA/proyectos/Cordoba/index_resultados.htm aunque tendrás que descargarte también un visor para moverlo. En la dirección tienes las instrucciones.

criptas estudio

En la imagen superior vemos los intentos de utilizar la malla de Sketchup en MAX. Los volúmenes de Sketchup presentaban agujeros y daban resultados imprevistos. Sin embargo nos sirvió para realizar ciertas pruebas dirigidas a interpretar la situación de la escalera conservada (azul) para ver si daba directamente a la calle y se podía establecer una cota de circulación. (como en los accesos del teatro de Mérida, o si quizás esas escaleras eran completamente interiores y había aún otros tramos más excéntricos). El momento de la musealización no es el adecuado para dirimir los grandes temas de debate y ahí quedó el intento. Sin embargo muestra las grandes posibilidades que las reconstrucciones virtuales tienen en la interpretación de restos arqueológicos y que hemos aplicado en otros yacimientos. Fácilmente se pueden visualizar las relaciones espaciales entre los elementos topográficos y arquitectónicos, entre los restos reales y las hipótesis arquitectónicas.

Otro ejemplo de esto es la animación de abajo en la que tratamos de situar los huecos interiores del graderío, criptas de circulación del público y la canalización de agua que discurre por el interior. Los personajes miden 1,70 metros de altura, y dan la medida humana al espacio.

Como la malla de Sketchup no nos funcionaba pedimos al departamento de ideación gráfica de la Universidad Politécnica de Madrid que nos hiciera una escanometría: Nos la hizo el prof. Miguel Ángel Alonso, que ya había colaborado con nosotros en Pompeya y Cartagena. La de abajo es una imagen de la nube de puntos resultante. Vemos que cada punto lleva información del color.nube de puntos 1600  text

En el proceso de exportación a MAX la información del color se perdía, porque hay que transformar la nube de puntos en malla sólida y en aquellos momentos los diversos programas que intervenían en la operación ( Riegl, Autocad, Meshlab, 3D Studio Max) no estaban en condiciones de transportar la textura con su color. El resultado es el que se aprecia abajo. Los círculos son los puestos donde se ha situado sucesivamente el escáner láser. Con la superposición de todos los datos obtenidos en cada scanpost se logra una malla que refleja la superficie real del yacimiento. No tenemos el teatro de Córdoba virtual, pero sí una representación 3D de los restos. Con ella trabajamos en la comunicación al público del yacimiento.canaliz no opaca0440

La malla topográfica sí nos permitió crear volúmenes sobre ella que sirvieran para explicar en un audiovisual el significado de las estructuras conservadas. Así marcamos las criptas por donde circulaba el público, las canalizaciones que llevaban agua a una fuente que debía encontrase en el pórticvs post scaenam, las gradas conservadas, etc.situacion de la cripta

Abajo, la malla vista desde más cerca. Realmente el resultado es fantasmagórico, pero tiene también una gran belleza plástica. La nube de puntos registra con mucha fidelidad la posición de las estructuras arquitectónicas conservadas. Esto parece una bobada, pero en el futuro se podrá conocer la conservación de los restos comparándola con los datos del escáner. En el teatro de Segóbriga, por ejemplo, hay piedras del teatro que se han desmenuzado y desaparecido con el tiempo y la presencia humana.  Recordemos que en ese teatro se hacen todos los años unas jornadas de teatro clásico para público infantil y juvenil cuyos espectadores se sientan en las gradas romanas.andamios luz oscura5

La siguiente animación es un corte de la que hay en el Museo para explicar al público qué era un gran bloque de hormigón que aparece caído por el suelo, y para que pueda apreciar los detalles que han llevado a su identificación. Disponer de los elementos originales en 3D será una revolución en la interpretación gráfica de la Arqueología como tratamos de demostrar en esta animación de 2011.

Para este post ya es suficiente. Continuamos en el próximo, donde trataremos las representaciones teatrales en los escenarios romanos, artilugios mecánicos, actores y otras cosillas. Si has llegado hasta aquí es porque te interesa, hazte follower del blog, que me hace ilusión. Gracias 🙂web 7vitruv frame